Registo de jornada: Atreve busca alternativas al uso del papel

El registro de jornada es obligatorio desde la entrada en vigor del RD 8/2019 de 8 de marzo. Tal como informamos en su momento, la nueva normativa modifica el artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores, estableciendo que las empresas han de registrar la hora de entrada y salida de sus trabajadores y, además, guardar dichos registros al menos durante cuatro años. Hasta el momento, los talleres han cumplido mayoritariamente este requerimiento rellenando los modelos en papel que les han facilitado las asesorías o que ellos mismos han realizado. No obstante, en Atreve estamos convencidos de que pronto habrá que realizar el registro mediante un sistema que no sea el papel y que garantice la no manipulación de los datos. En esa dirección estamos trabajando.

El abogado Roberto Priegue en su despacho

El abogado Roberto Priegue, del despacho Fernández y Priegue -calle Magdalena, 111, Ferrol-, recuerda que la polémica que rodeó la implantación de la medida quedó zanjada en mayo pasado cuando el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictó una sentencia en la que no dejaba lugar a dudas: todos lo países de la UE deben de regular el control de las horas de trabajo. “Quedó claro que hay que registrar la jornada, lo que no está tan claro es cómo se articula en la práctica esa obligación”, comenta Priegue.

El abogado comenta que con la nueva legislación, como suele suceder, hay un período de adaptación y “manga ancha”. Pero el margen se acaba y, de hecho, es sabido que la Inspección de Trabajo en la provincia de A Coruña ha reforzado sus recursos para acometer campañas de control del registro de la jornada. “Todos nos acordamos de cómo se implantó la legislación antitabaco, cuando primero se exigieron unas condiciones a los locales de hostelería y más tarde otras…”, dice Roberto Priegue. Parece probable que en este asunto suceda lo mismo y que las autoridades exigirán que la jornada se registre mediante algún sistema no manipulable. “A medio o largo plazo cabe pensar que el papel va a desaparecer”, comenta.

La Asociación de Empresarios del Taller de Reparación de Vehículos de A Coruña es consciente de que esta va a ser una necesidad para sus asociados, quizá ya lo sea para algunos según su número de empleados. De ahí que estemos estudiando opciones para que los socios de la entidad puedan acceder a un sistema de este tipo a precios ventajosos.