Rendimos homenaje a Vilaboy en nuestra asamblea general

La Asociación de Empresarios del Taller de Reparación de Vehículos de A Coruña (Atreve) celebró el pasado sábado su asamblea anual ordinaria, en la que quedaron aprobados tanto la memoria social y las cuentas del pasado ejercicio 2018 como el presupuesto para el actual 2019. La reunión, que se celebró en el Gran Hotel de Ferrol, fue una ocasión para el encuentro entre compañeros y sirvió para rendir homenaje a José Manuel Vilaboy, nuestro primer presidente y en los últimos años presidente de Atreve-Ferrol, que se jubila después de una exitosa carrera profesional en la que también dedicó grandes esfuerzos a construir desde el asociacionismo un sector más fuerte.

La asamblea sirvió, como ya es habitual en los últimos años, para presentar un nuevo número de la revista anual de Atreve, en la que se incluye la memoria social y también algunos artículos y reportajes sobre las actividades de la asociación. La publicación constituye una carta de presentación de la entidad y puede ser descargada en esta web, a través del siguiente enlace: https://atreve.es/wp-content/uploads/2019/10/atreve-2018-1.pdf

Entre otros contenidos, en la revista puede leerse un artículo sobre José Manuel Vilaboy, en el que se repasa su trayectoria profesional y vital:

 

“José Manuel Vilaboy López fue una persona decisiva para el nacimiento de nuestra Asociación de Empresarios del Taller de Reparación de Vehículos de A Coruña. Su apuesta por la entidad se hizo patente al convertirse en su primer presidente en el año 2015 y al continuar después al frente de la entidad en la zona de Ferrol. Contagió su espíritu emprendedor y su confianza en el asociacionismo a Atreve, de manera que ahora, llegado el momento de su jubilación, sus compañeros quieren rendirle un homenaje y agradecerle su trabajo.
Vilaboy López se retira después de haber levantado un gran grupo empresarial, el grupo Vilaboy-Rey, con concesionarios de tres marcas. Lo hizo desde cero, puesto que no tenía antecedentes familiares en el sector. Con 23 años abrió su primer negocio en Ferrol, un taller de chapa y pintura en A Gándara, donde comenzó trabajando como chapista.
Tenía alrededor de treinta años cuando inauguró un negocio de compra/venta de coches en la carretera de Castilla, cerca de la plaza de España de Ferrol. Pudo comenzar a demostrar entonces sus dotes de vendedor, que no han dejado de sorprender a quienes han trabajado con él y que concuerdan con su carácter afable y cordial.
Con 23 años abrió su primer negocio, un taller de chapa y pintura donde comenzó trabajando como chapista La carrera empresarial de José Manuel Vilaboy dio otro salto en torno al año 1987,
cuando se hizo cargo de la concesión de la marca Seat y creó Autos Ferrol. Poco después abría las primeras instalaciones del concesionario en el polígono de A Gándara. Entre 1998 y 1999 puso en marcha el concesionario de Renault con el nombre Ferrolterra Móvil, que también situó en A Gándara, en el mismo lugar en el que había tenido su taller de chapa y pintura. Y unos años después, en 2004, asumió asimismo la marca Skoda y creó el concesionario Movil Ría.
En el año 2014 lideró otro cambio. Alquiló las antiguas instalaciones de Autos Ferrol y Móvil Ría a una cadena de supermercados y construyó otras nuevas para sus concesionarios en terrenos que había adquirido en la zona. Estrenó un nuevo concesionario para ambas marcas, capeando la dura crisis de aquel momento.
Lo que más le gusta es el trato con el cliente. Probablemente por eso ha demostrado una facilidad especial para la venta de coches, algo en lo que la confianza es el principal valor Casado y con dos hijas que son su relevo empresarial, abuelo de un nieto de 27 años que también trabaja ya en el negocio y de dos niñas de seis y tres años, quienes lo conocen destacan de él su carácter
luchador y trabajador. A José Manuel Vilaboy, según dicen, lo que más le gusta es el trato con el cliente. Probablemente por eso ha demostrado una facilitad especial para vender coches, algo en lo que la confianza es el principal valor.
Ha sido siempre un empresario firmemente convencido de las ventajas que tiene el asociacionismo. Fue una persona activa allá donde estuvo y en el año 2015, cuando por parte de un grupo de empresarios del taller se planteó la conveniencia de poner en marcha una nueva asociación, se comprometió y se dedicó a ello. Brindó su esfuerzo y su tiempo para poner en marcha la asociación, sumar fuerzas y construir una patronal combativa, con iniciativa, decidida a enfrentar los grandes retos que se plantean al sector.
Como lo conocemos, sabemos que no se va a retirar del todo. José Manuel Vilaboy va a seguir presente en sus negocios y desde luego en esta asociación. Desde Atreve, no obstante, queremos dejar
constancia de nuestro profundo reconocimiento y agradecimiento por su trabajo y expresarle todo nuestro cariño en este momento tan importante, en el que cierra, merecidísimamente, su vida laboral. ¡Le deseamos que disfrute de la nueva etapa que arranca ahora!!”