La Guardia Civil localiza en Cambre y Oza-Cesuras dos talleres clandestinos

La Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (Paprona) de la Guardia Civil localizó dos talleres clandestinos de reparación de vehículos, en el marco de la campaña de vigilancia dirigida a detectar negocios, en este sector, que no están registrados oficialmente y carecen de licencia. Concretamente, los talleres se sitúan en Cambre y Oza-Cesuras.

En el caso de Cambre, la Guardia Civil localizó en el polígono de Espíritu Santo un taller que desarrollaba actividades de reparación de vehículos a puerta cerrada, sin ningún tipo de cartel o placa señalizadora de tal actividad. La detección de un vertido con espumas en el cauce de un riachuelo que limita con dicho polígono fue la pista que condujo al negocio irregular. El lavado de piezas que se estaba realizando en el interior de la nave, sin la documentación correspondiente -registro industrial y licencia municipal-, era el origen del vertido, que se estaba realizando directamente a la canalización de pluviales del polígono.

El taller de Oza-Cesuras fue descubierto por un depósito de numerosos vehículos desguazados. Los agentes constataron que el taller se encontraba en una vivienda próxima al núcleo urbano y que las piezas de los coches abandonados eran utilizados para la reparación de otros. En el taller, según la información facilitada por la Guardia Civil, se realizaban trabajos de chapa y pintura sin las pertinentes autorizaciones, contraviniendo la normativa vigente en materia de tratamiento de residuos y actividades industriales. Se incumplía también la normativa sobre trazabilidad y gestión de las piezas.

La Guardia Civil realizó los pertinentes boletines de denuncia ante las autoridades administrativas. Desde el cuerpo de seguridad se pone el énfasis en recordar que este tipo de actividades ilegales ponen en riesgo la seguridad medioambiental, perjudican la libre competencia y constituyen un campo de cultivo propicio para el fraude fiscal y tributario, así como de la seguridad de los trabajadores.

La Asociación de Empresarios del Taller de Reparaciones de Vehículos de A Coruña (Atreve) celebra la denuncia de estos dos negocios ilegales y anima a la Guardia Civil a mantener la vigilancia. La entidad mantiene una colaboración abierta con dicho cuerpo con la finalidad de facilitarle información de talleres irregulares y contribuir a garantizar que la actividad de reparación de vehículos se presta en condiciones adecuadas. En la web de Atreve existe un “formulario de denuncia” en el que se puede informar de manera anónima de la presencia de talleres ilegales –pinchando aquí-, para contribuir a la lucha por una competencia leal y en igualdad de condiciones.